A mí las mujeres, ni fu, ni fa

A mí las mujeres, ni fu, ni fa

1970
1h 26min
Comedia, Musical
Adelina es la enfermera del doctor Marlasca, conocido psiquiatra que va a casarse en fecha próxima con Ángela. Uno de los pacientes es Marcelo, propietario de una cadena de discotecas y salas de fiestas, a uno de cuyos locales va a actuar Pedro, conocido cantante. Pedro se enamora de Ángela, y con el fin de acercarse a ella se le ocurre decir que necesita urgentemente los cuidados del psiquiatra, al que confiesa una tremenda dolencia: a él, las mujeres no le importan lo más mínimo. El caso es interesante para el doctor, y la enfermera, que ve la posibilidad de que su jefe aplace la boda, fomenta en el psiquiatra el interés por sanar a un enfermo del renombre del cantante. El procedimiento para curar a Pedro es ponerle en contacto con chicas cada vez más guapas y seductoras, pero Pedro parece no tener arreglo, hasta que él mismo insinúa que podría ponerse bien si la medicina fuese Ángela. La inmediata negativa del médico, los esfuerzos de la enfermera por convencerle de que acceda a prestar su novia, dan lugar a que el doctor descubra el amor de su enfermera, a la que prefiere, yéndose con ella y dejando el camino libre al cantante.
Adelina es la enfermera del doctor Marlasca, conocido psiquiatra que va a casarse en fecha próxima con Ángela. Uno de los pacientes es Marcelo, propietario de una cadena de discotecas y salas de fiestas, a uno de cuyos locales va a actuar Pedro, conocido cantante. Pedro se enamora de Ángela, y con el fin de acercarse a ella se le ocurre decir que necesita urgentemente los cuidados del psiquiatra, al que confiesa una tremenda dolencia: a él, las mujeres no le importan lo más mínimo. El caso es interesante para el doctor, y la enfermera, que ve la posibilidad de que su jefe aplace la boda, fomenta en el psiquiatra el interés por sanar a un enfermo del renombre del cantante. El procedimiento para curar a Pedro es ponerle en contacto con chicas cada vez más guapas y seductoras, pero Pedro parece no tener arreglo, hasta que él mismo insinúa que podría ponerse bien si la medicina fuese Ángela. La inmediata negativa del médico, los esfuerzos de la enfermera por convencerle de que acceda a prestar su novia, dan lugar a que el doctor descubra el amor de su enfermera, a la que prefiere, yéndose con ella y dejando el camino libre al cantante.

No hay conexión a internet