Ha nacido una estrella: el salto al estrellato en el cine español

PrevNext

Ha nacido una estrella: el salto al estrellato en el cine español

La vida de los actores comienza en la sala de audición, con las arduas horas de ensayo que hay detrás, donde hacen el mejor trabajo posible para ser elegidos por encima de los otros cientos de candidatos que luchan por el mismo papel.

 Conseguirlo es el gran logro que da el pistoletazo de salida a sus carreras profesionales, como también lo es formar parte de una película que cambia por completo el devenir de sus intérpretes, llevándolos al estrellato.

Con la treintena de películas de nuestra colección ‘Ha nacido una estrella’, presentamos aquellos largometrajes que supusieron un antes y un después en la vida de algunos de los actores y actrices más reconocidos de nuestro país.

Han nacido tres estrellas

La primera entrega de la llamada trilogía ibérica dirigida por Bigas Luna, Jamón Jamón, nos introdujo a tres grandes actores: Penélope Cruz, Javier Bardem y Jordi Mollá. La primera había tenido una audición para otra película del director, pero no fue hasta Jamón Jamón que Penélope Cruz consiguió su primera colaboración con Luna y, de paso, su primer papel protagonista. Desde entones la conocemos como una actriz que, además de trotamundos, es uno de los nombres femeninos más conocidos y prolíficos del cine de nuestro país.

En Jamón Jamón, ella compartió pantalla con un joven Javier Bardem, a quien también el papel de principal le pilló de nuevas. Con el paso de los años ambos han conseguido codiciados premios gracias a sus colaboraciones con directores como Almodóvar, en el caso de Cruz, o los hermanos Coen, en el caso de Bardem.

La impecable dirección de Bigas Luna también hizo que Jordi Mollá diese el salto al mundo cinematográfico. A él le conocemos por Historias del Kronen junto a Juan Diego Botto; o por otras colaboraciones con Penélope Cruz, como Voláverunt, donde repiten con Bigas; y La Celestina.

Saltos poco convencionales

En el caso de Santiago Segura, su salto a la fama fue gracias a El día de la bestia, de la mano de Álex de la Iglesia, con quien ya había trabajado en su primer papel fílmico durante el rodaje de Acción Mutante. La interpretación de Segura como el heavy de Carabanchel fue el empujón que lo llevó a convertirse en uno de los intérpretes más aclamados de nuestro país, ejerciendo hoy en día de director, actor, productor y guionista de sus propias películas.

Pero la alocada historia del bilbaíno no sólo trajo fortuna a Segura, sino que consiguió elevar la postura de Álex Angulo como un nombre digno de mayor reclamo dentro de nuestro cine. Su inolvidable cura satánico definió el cine noventero de nuestro país, dejando una huella imborrable.

Fue también otra historia sobre violencia la que nos presentó a Fele Martínez, a quien más tarde veríamos en Amantes del círculo polar junto a Najwa Nimri, y a Eduardo Noriega. Gracias a la ópera prima de Alejandro Amenábar, Tesis, conocimos a estos intérpretes camaleónicos que, más tarde, volverían a encontrarse con el director gracias a Abre los ojos.

Las estrellas más pequeñas

Juan José Ballesta mató dos pájaros de un tiro con El bola: fue su primera actuación en pantalla y se le conoció como un gran actor infantil debido a su impactante interpretación como El Bola, un niño de barrio que arrastraba una problemática situación familiar.

Junto a él es necesario resaltar a Marisol y a Ana Belén, dos de las estrellas infantiles más queridas y recordadas de nuestro cine. Se hicieron conocidas gracias a Un rayo de luz y a Zampo y yo, respectivamente. Ambas películas supusieron el debut de las dos actrices, marcando para siempre un importante hito en la década de los 60.

Estrellas de época

Tanto Pilar López de Ayala como Maribel Verdú darían el salto al estrellato gracias a dos películas de época. Pilar López de Ayala dio vida al personaje titular de Juana la loca, donde se presenta con nuevos matices la historia del declive de la famosa princesa tras contraer matrimonio con Felipe El Hermoso. Más tarde su figura siguió afianzándose gracias a Obaba, película que igualmente supuso un trampolín para Bárbara Lennie. Las dos laureadas actrices coincidirían nuevamente en Las 13 rosas, donde López de Ayala es una de las actrices protagonistas.

Por otro lado, Maribel Verdú se hizo conocida en el mundo fílmico por su aparición en El año de las luces, una película ambientada en la posguerra española que pone al frente a un chico que debe acompañar a su hermano a un retiro de tuberculosos. En la misma también apareció Jorge Sanz, que si bien había tenido varios papeles en otras producciones como Dos mejor que uno, saltó al verdadero estrellato por su papel en El año de las luces.

...Y si te has quedado con ganas de más